post

La tarea no ha sido fácil. Hacer pancakes SIN huevo que queden esponjosos, suavecitos, que se puedan voltear fácilmente y que sepan a felicidad (porque por eso es que comemos pancakes, claramente) no es cualquier cosa. Muchos intentos fallidos y resultados cuestionables me han llevado a encontrar el arma secreta para lograrlo. Y esta semana te entrego esa arma secreta a vos, para que no tengas que vivir en un mundo de pancakes veganos que parecen tortillas dulces.

Y como si fuera poco, la receta de esta semana, aparte de enseñarte a hacer pancakes veganos perfectos, te enseñará a hacerlos integrales Y con proteína vegetal adicional. Sí, así de rockstars estamos en Kind Kitchen

Ingredientes

Para cuatro pancakes grandes 

1 taza de harina integral

1/2 taza de azúcar moreno

2 cucharaditas de polvo de hornear

pizca de sal marina

Aproximadamente media taza de leche vegetal

Opcional: una medida de proteína vegetal, yo uso Sunwarrior

Instrucciones

En un tazón grande, mezcla todos los ingredientes secos revolviendo bien con un tenedor.

Ahora el arma secreta: la contextura. Vierte poco a poco la leche vegetal revolviendo BIEN con ese tenedor hasta que obtengas una mezcla ESPESA. Debe ser suficiente cantidad de leche para que se incorporen bien los ingredientes secos, pero el secreto está en que dejes la mezcla espesa. Esta consistencia es lo que te dará pancakes esponjosos. Si dejas la mezcla muy fina, terminarás con algo similar a una crepa, que esta bien pero no es el resultado que queremos alcanzar con esta receta.

Mientras alistas la mezcla, pon un sartén antiadherente a calentar a fuego medio, con suficiente cantidad de aceite. Toma un cucharón sopero y vierte una medida de la mezcla en el centro del sartén aceitado. Mueve un poco el sartén para que formes el pancake del tamaño que deseas (recuerda, la receta es para hacer pancakes grandotes) y deja que se cocine hasta que la superficie empieza a burbujear ligeramente.

Con una espátula, ve separando suavemente los bordes del pancake del sartén hasta que este se libere por completo. Agrega un poquito más de aceite y voltéalo de un solo giro. En esta segunda etapa el pancake se va a inflar y adquirirá su consistencia esponjosa. Espera a que se cocine por el otro lado, y ponlo en el plato. Repite el proceso hasta obtener los cuatro pancakes o hasta que se acabe la mezcla.

Si durante el proceso la mezcla se torna demasiado seca, agrega un poquito de leche vegetal adicional. Es mejor agregar durante el proceso que exagerar al principio, porque de nuevo: consistencia. Una mezcla fina al inicio hará que tus primeros pancakes no se inflen ni queden esponjosos

Yo personalmente los pongo directamente en los platos de los cuales vamos a comer, y en el intermedio le agrego fruta fresca y jarabe de agave, tal como podés ver en la foto. Sobre el último pancake también agrego más fruta y jarabe. Podés ponerle mantequilla de maní, almendras o nueces para proteína adicional

Y ahora, a disfrutar!!!!!!

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *