post

Cuando uno piensa en brócolis y en cremas de verduras en general, no siente exactamente una emoción muy grande que digamos. Al menos esa soy yo. El concepto de hacer una crema de verduras es parecido a esas reuniones familiares obligatorias. Uno sabe que debería hacerlo, pero cualquier excusa es perfectamente válida para evitarlo (“si hola, nooo no puedo, vieras que el gato está enfermo…condenado gato este…)

Bueno. Eso NO va a pasarte con esta crema. Esta crema de brócoli es tan pero tan buena, que entra en la categoría de recetas nivel rockstar.

Ingredientes

2 brócolis grandes, debidamente lavados y cortados1464662768930

1 taza de leche vegetal sin azúcar

1 cebolla grande

3 dientes de ajo

1 taza de semillas de marañón

Levadura nutricional al gusto

Nuez moscada, pimienta negra al gusto

1 y media cucharada de sal marina

Instrucciones

En una olla grande, pon el brócoli cortado y cubre con agua. Agrega la cebolla, el ajo, y la sal marina. Cocina hasta que el brócoli esté tierno. Remueve del fuego y deja que se enfríe lo suficiente como para licuar sin que te quemes. Deshecha la cebolla y el ajo. Una vez tibio, agrega a tu licuadora el brócoli cocinado con un poquito del agua de la olla, suficiente como para obtener una crema, agrega la leche y las semillas de marañón y licua hasta obtener la crema. Agrega la levadura nutricional y una pizca de nuez moscada y de pimienta al final.

Dependiendo del tamaño de tu licuadora, deberás hacer la crema por tandas. Asegúrate que cada tanda quede con el sabor final adecuado, así cuando la revuelvas con las mezclas anteriores no echarás a perder toda la receta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *